CEDU Difunde: Los lunes se vende más que los viernes

(Por Mónica Lorenzo) Una encuesta realizada por la Empresa Factum revela que el Black Friday aún no se posiciona como el día de descuentos para la realización de compras navideñas entre los consumidores uruguayos a diferencia del Ciberlunes que sí está consolidado. En este último caso, sus acciones y mensajes están coordinados por la Cámara de la Economía Digital de Uruguay y dan una efectividad que el estudio lo demuestra en sus números.  Sin embargo, las definiciones publicitarias del Black Friday “no tienen una única línea de mensajes, son más dispersos y menos alineados”, cuenta a InfoNegocios, Germán Barros, Gerente de Investigación de Mercados de Factum.

La encuesta online se realizó a mayores de 18 años residentes en todo el país en días de noviembre y diciembre cuando se hacen ambas fechas de descuentos.  Si consideramos los resultados, el Black Friday, si bien es una fecha de descuentos orientados a la anticipación de compras navideñas, en comparación de la concreción de compras, el CiberLunes tiene un 20% y Black Friday 15%, y en anticipación de compra el primero alcanza un 11% y el segundo un 8%. Números que señalan la brecha de “oportunidad de posicionamiento efectivo de la fecha como momento de compras de Navidad, así como para compras personales”, indica el estudio.

“Una  menor postergación de compras se explica por una menor prominencia de la fecha en la mente de los consumidores, mientras que una menor anticipación de compras puede estar vinculada a un menor acceso a los mensajes publicitarios o a una menor capacidad para seducir a los consumidores”, explica Barros.

¿Qué se compró más?

Tanto en Ciberlunes como en Black Friday la principal categoría de compra es vestimenta, calzado y accesorios. En la mayor parte de las categorías, se registra un descenso en la incidencia de compra, y esto vale para las tres que presentan un  promedio más alto: electrodomésticos, celulares tablets y accesorios, muebles y decoración. En vestimenta, calzado y accesorios el consumo del Ciberlunes y Black Friday fue de 10% y 9% respectivamente. Electrodomésticos 4% en el primero y 2% en el segundo. Mientras que en perfumería, cosméticos y cuidado personal es de 3% y 2% respectivamente.

Más tradicional

A diferencia del Ciberlunes, donde las compras online son el motivo central de la fecha, el Black Friday presenta un perfil mucho más tradicional por canal de compra. No obstante, la mitad de los compradores buscó algún producto, y una tercera parte pagó algún producto de forma online. En porcentajes la diferencia es notoria, el 53% pagó y buscó on line en Ciberlunes y  el 31% lo hizo en Black Friday. En éste último, del total de encuestados, buscó y pagó en un local en un 46% a diferencia de la otra fecha que lo hizo en un 19%.

Más artículos, pero menos gastos

Los datos son muy interesantes también en relación a cuánto dinero en promedio se destinó a la compra y cuántos artículos efectivamente se pagaron. Durante el Black Friday, entre los compradores, se llevó casi un artículo más, pero se gastaron en promedio $ 800 menos que durante el último Ciberlunes. El descenso en el promedio total de gasto está principalmente explicado por las categorías celulares tablets y accesorios, y muebles y decoración.

En plata se gastó entre $ 13.000 y $ 9.000 en Black Friday y Ciberlunes en el caso del rubro  electrodomésticos, llevando cada persona uno o dos artículos. En cuanto a tablets, celulares y accesorios en $ 14.500 en Ciberlunes y $ 8.800 el otro, con una compra de entre 1 y 3 artículos por uruguayo. En cuanto a vestimenta, calzado y accesorios, el principal rubro de ventas de ambas fechas, se llevó cada persona entre 3 y 5 artículos con un gasto estimado en el entorno de los $ 4.000 en ambos casos.

La encuesta de Factum, también midió el nivel de  gratificación en la compra y se observa cómo aún el Black Friday como fecha comercial tiene una “brecha de oportunidad de marketing en la comunicación, activación de locales comerciales y tiendas de e-commerce”, señala Barros. Así como también en la aplicación de descuentos especiales, para diferenciar a la fecha como oportunidad de compras navideñas y generar mayor anticipación de compra.  En gratificación en la experiencia lo aventaja con 86% respecto a 81% y en precios 82% a 79%. Si se mejora el nivel de gratificación será clave para una respuesta más positiva a la hora de la evaluación de la fecha.

 

 
 
Fuente: